Auditan ambientalmente a planta energética del barrio San Antonio en Formosa

Este martes, la Defensoría del Pueblo, con su titular José Leonardo Gialluca al frente, asistidos por profesionales del medio, además de otros especialistas ambientales, dieron inicio a la primera de tres jornadas de trabajo en las que se tomarán muestras de las emanaciones de ruido, calor y humo de la planta de generadores del barrio San Antonio.

La misma cuenta con cincuenta turbogeneradores que brindan la apoyatura al sistema eléctrico de la ciudad capital, en los horarios considerados picos, en los cuales, la demanda energética, aumenta abrumadoramente y es precisa una inyección extra de electricidad para sostener las redes locales, lo que se logra con el funcionamiento de los motores de generación eléctrica.

También participan de esta auditoría representantes de Ambiente y del Area Legal de la Empresa Energía Argentina Sociedad Anónima (ENARSA), María Eugenia Caraccia y Rocío Fernández, respectivamente; miembros de APR Energy, Gustavo Rodríguez y el encargado de Seguridad e Higiene de la compañía, Miguel Nacke; Maximiliano Díaz y Cristina Evers, por el laboratorio SOLMAX, contratado por APR para asistirlo.

La tarea realizada, se enmarca dentro del procedimiento que lleva adelante la Dirección de Ambiente de la Defensoría del Pueblo de la Provincia, la que, a requerimiento de los vecinos del San Antonio, cuyas viviendas lindan con el predio de la planta generadora, denunciaron serias molestias provenientes del calor, ruido y humo producidos por la misma.

Ante ello APR Energy encomendó a SOLMAX, del Chaco, que efectúe mediciones de los niveles de las emanaciones, las cuales, afirmó este laboratorio, no exceden los límites legales considerados "tolerables". Por su parte, la Defensoría encargó a profesionales independientes de la Provincia que realicen sus proyecciones, las que arrojaron como resultado que la Planta de San Antonio estaría excediendo los parámetros de contaminación fijados como límites por las normas IRAM 4.062/01 y la Ordenanza Municipal Nº 4.660/04, lo cual fue comunicado a APR Energy y a Enarsa, por lo que esta última resolvió efectuar las mediciones conjuntas que se están llevando a cabo en este momento, a efectos de unificar criterios.

La labor material consiste en la toma de muestras del ruido, calor y humo, mediante aparatología de última generación, ubicada en diferentes puntos, situados estratégicamente en torno de la planta de energía, con el fin de, posteriormente, realizar un cuadro comparativo de variables y de tal manera concluir, de manera definitiva, si los grados de contaminación presentes encuadran, o no dentro de los estándares legales autorizados.

Por su parte, el defensor del Pueblo destacó el lógico interés y la participación de los vecinos que habitan en casas contiguas al predio que ocupa la planta generadora, así como la buena predisposición de los responsables de APR para la realización de los estudios, los cuales, cabe aclarar, son realizados con los 50 motores funcionando al límite de su capacidad. Esperamos contar en lo inmediato con las conclusiones de las muestras tomadas, finalizó diciendo el funcionario, lo que permitirá, eventualmente, de ser necesario por mediar afectación al ambiente, sugerir todas aquellas medidas que el caso amerite".

Fuente: Diario La Mañana - Formosa